sábado, 6 de octubre de 2012

Estemos atentos a las señales (Mateo 24:29)

Si se cumplen las predicciones científicas de los astrónomos de la Internacional Scientific Optical Network, de Rusia, entre fines del 2013 y principios del 2014 la humanidad podría ser testigo de uno de los espectáculos celestiales más impactantes de la Historia. Es que se ha detectado un gran cometa que se dirige a la Tierra; su nombre es ISON, y es una gran bola de hielo y roca, proveniente de la Nube de Oort. Este cometa pudo ser observado al pasar junto a Saturno, y desde entonces ha ido ganando velocidad y brillo. Si logra superar su paso por las cercanías del Sol, ISON podrá verse desde la Tierra como un objeto celeste varias veces más brillante que la Luna llena, tal vez incluso más brillante que el cometa Halley en la antigüedad. En tren de comparaciones, los científicos estiman que su órbita es similar a la del Gran Cometa observado en la Tierra en 1680, y si logra soportar el intenso calor y la gravedad del Sol cuando entre en su radio de influencia, será, en las semanas siguientes al 28 de noviembre, uno de los espectáculos más extraordinarios que puedan ser observados en el cielo.
Créditos: tuhistory.com
Qué te pareció ?

0 Gracias por comentar:

Publicar un comentario