martes, 16 de octubre de 2012

Un médico asegura que el Cielo existe y hay vida después de la muerte



El Dr. Eben Alexander, relató a un semanario su viaje “fuera del cuerpo” cuando estuvo en estado de coma. Según dijo fue una odisea de siete días en lugares celestiales.

Alexander, de 58 años de edad, especialista de neurología que ha sido profesor en la Escuela Médica de Harvard (Boston, EEUU), explica que antes de vivir su experiencia, rechazaba desde la lógica científica que esto fuera posible . Sin embargo su postura ha cambiado tras haberlo vivido. En su próximo libro, titulado “Prueba del Cielo” cuenta que vio el cielo y que hay vida más allá de la muerte.

La historia de Alexander ha llamado la atención hasta el punto de ser portada en la última edición de Newsweek, que titulaba “El cielo es real: La experiencia de un doctor en la otra vida”. El doctor Alexander, de fe cristiana, afirma que inició el viaje cuando entró en coma en 2008 después de contraer una meningitis bacteriana muy extraña.

Dice que a lo largo de siete días en estado de coma vivió en un lugar maravilloso. “Comenzó mi aventura en un lugar especial, más alto que las nubes, inconmensurablemente superior”, dice en el reportaje. “Había criaturas. ¿Pájaros? ¿Ángeles? Estas palabras no hacen justicia a los seres que vi, que sencillamente eran formas superiores, diferente a todo lo que he conocido en este planeta”, explica el doctor.

Estas “criaturas” emitían fuertes sonidos, “como un canto glorioso”, dice Alexander. “Más tarde he razonado que se trataba de expresiones de alegría”. El sonido “era palpable y casi material, como una lluvia que puedes sentir en tu piel, pero no te moja”.

Alexander dice que viajó a través de este cielo, rodeado de “millones de mariposas”, con una mujer. Ella le dio tres mensajes: “Ustedes son amados y apreciados, queridos, para siempre”, “No tienes nada que temer” y “No hay nada que puedas hacer mal”.Finalmente, el neurocirujano despertó del coma.
“La experiencia cercana a la muerte del Dr. Eben Alexander experiencia es la más asombrosa que he escuchado en más de cuatro décadas de estudio de este fenómeno”, dice Raymond Moody, autor de “La vida más allá de la vida”. “Las circunstancias de la enfermedad [Eben] y sus credenciales impecables hacen que sea muy difícil formular una explicación terrenal para su caso”.

Sin embargo, algunos siguen siendo escépticos. Gawker publicó un artículo comparando la historia de Alexander a “Experiencias”. 

Qué te pareció ?

5 Gracias por comentar:

  1. Para que la conclusión tuviera la más mínima credibilidad, debería demostrar que su cerebro estuvo TOTALMENTE inactivo DURANTE TODO EL PROCESO. Cosa bastante improbable ya que desde su desvanecimiento inicial hasta que fuera monitorizado en el hospital pudieron pasar minutos u horas en los que la meningitis fuera creciendo en virulencia y degradando cada vez más intensamente las funciones cerebrales, hasta llegar al coma profundo al que se refiere. Después durante la semana que tardó en volver a la consciencia es razonable pensar que los médicos le medicaran hasta eliminar al patógeno, por lo que habría habido necesariamente una mejora paulatina de sus capacidades cerebrales, a medida que el tratamiento surtía efecto, hasta su vuelta a la conciencia. ¿O es que supone que hasta un segundo antes de su vuelta a la realidad "sus neuronas estuvieron ofuscadas en completa inactividad"? http://diario-de-un-ateo.blogspot.com.es/2012/10/un-neurocirujano-norteamericano-nos.html

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tu comentario: No solo esta persona tuvo esta experiencia, sino muchas más personas, no es un caso aislado.
    http://descarga-de-libros-gratis.blogspot.com/2010/03/vida-despues-de-la-vida-raymond-moody.html

    ResponderEliminar
  3. Ateo! Tu mismo nombre me exime de cualquier comentario!

    ResponderEliminar
  4. No hay que enfadarse con los que no creen, no es util para nadie y nada va a impedir que en su momento se encuentren frente a la misma situación, la muerte, es imposible escapar de ella, todos partiremos, luego ya cada uno encontrará lo que tenga que encontrar, siendo egoistas nos sale mas a cuenta pensar en la posibilidad de "seguir vivos" y prepararnos, pues si no hay nada, nada vamos a ver, ni sentir, ni tendremos tiempo de pensar que "no hay nada", seremos "nada", pero si existe un después (cosa que estoy absolutamente convencida), mejor llegar con un poco de orientación, para evitarnos una amarga sorpresa.... y no saber que hacer ni hacia donde ir. Todo tiene su tiempo, incluso aceptar que no solo existe lo que vemos..., pues nunca hemos visto las ondas wiffi, ni las de telefonía o las de radio y televisión etc. etc, y por tanto.... hay están, vivimos en medio de ellas..

    ResponderEliminar